Close

La Dra. Eva Harris, miembro de MIDAS, recibió un subsidio como parte de los nuevos Centros de Investigación en Enfermedades Infecciosas Emergentes del NIAID

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (National Institute of Allergy and Infectious Diseases, NIAID) anunció que ha establecido los Centros de Investigación en Enfermedades Infecciosas Emergentes (Centers for Research in Emerging Infectious Diseases, CREID). La red mundial incluirá investigaciones multidisciplinarias sobre cómo y dónde emergen virus y otros patógenos de la vida silvestre y su transmisión para causar enfermedades en las personas.

“Cada Centro de la red involucrará colaboraciones con instituciones de pares en los Estados Unidos y otros 28 países. Los proyectos de investigación incluirán estudios de vigilancia para identificar causas previamente desconocidas de enfermedades febriles en seres humanos; encontrar las fuentes animales de patógenos virales u otros patógenos causantes de enfermedades; y determinar qué cambios genéticos u otros hacen que estos patógenos sean capaces de infectar a seres humanos. Los investigadores de CREID también desarrollarán reactivos y ensayos de diagnóstico para mejorar la detección de patógenos emergentes y estudiarán las respuestas inmunes humanas a agentes infecciosos nuevos o emergentes. En general, la amplitud de los proyectos de investigación en la red CREID permitirá el estudio de la propagación de enfermedades en múltiples fases del proceso: donde los patógenos emergen por primera vez de un huésped animal; en las fronteras entre áreas silvestres y más pobladas, donde se produce la transmisión de humano a humano; y, por último, en las zonas urbanas, donde se puede producir una propagación epidémica”.

La Dra. Eva Harris, miembro de MIDAS, es investigadora principal de uno de los nuevos centros: Centros Americanos y Asiáticos de Investigación Arboviral y Vigilancia Mejorada (A2CARES). “Los objetivos generales de A2CARES son desarrollar una red interconectada y armonizada de centros clínicos y de laboratorio para fortalecer los programas de investigación, comparar la epidemiología y la gravedad de las enfermedades en diferentes regiones geográficas, desarrollar e implementar métodos de diagnóstico de vanguardia y responder de manera eficiente y efectiva a los brotes”.